Bailar Puede Revertir Los Signos Del Envejecimiento En El Cerebro

A medida que vamos envejeciendo, sufrimos un declive en nuestra salud física y mental, lo cual puede empeorar con enfermedades como el Alzheimer. Un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto Frontiers in Human Neuroscience, muestra que las personas mayores que participan rutinariamente en el ejercicio físico pueden revertir los signos del envejecimiento en el cerebro, y la danza tiene el efecto más profundo.

Este estudio estuvo basado en el centro alemán de enfermedades neurodegenerativas, Magdeburgo, Alemania, donde se demostró que dos tipos diferentes de ejercicio (baile y entrenamiento de resistencia aumentan el área del cerebro que se ve afectado con la edad. De acuerdo con el autor principal, el Dr. Kathrin Rehfeld, “el ejercicio tiene un efecto benéfico en ralentizar o incluso contrarrestar el deterioro relacionado con la edad en las capacidades físicas y mentales”. Los resultados de este estudio indicaron que el baile da a lugar a cambios de comportamiento más notables en términos de mejora de equilibrio.

Los voluntarios, con una edad promedio de 68 años, fueron asignados a curso de 18 meses de aprendizaje de rutinas de baile o de entrenamiento de resistencia. Ambos grupos mostraron un aumento en el área del Hipocampo, la cual es el área del cerebro a cargo de la memoria, el aprendizaje y el equilibrio, y se ve afectada con la edad y por enfermedades como el Alzheimer.

El grupo al que se le asignó un entrenamiento de resistencia repitió una rutina de ejercicios,  mientras que el grupo de baile tenía que aprender una rutina nueva cada semana. El Dr. Rehfeld explica: “Tratamos de proporcionar a nuestro grupo de baile cambios constantes en las rutinas de baile de diferentes géneros (Jazz, Square, Latino y Line Dance). Pasos, patrones de brazos, formaciones, velocidad y ritmos fueron cambiados cada segunda semana para mantenerlos en un proceso de aprendizaje constante. El aspecto más desafiante para ellos fue recordar las rutinas bajo la presión del tiempo y sin ninguna indicación del instructor “.

Se cree que estos desafíos adicionales explican la notable diferencia de equilibrio mostrada por los participantes en el grupo de baile. La Dra. Rehfeld y sus colegas están desarrollando esta investigación para probar nuevos programas de acondicionamiento físico que tienen el potencial de maximizar los efectos antienvejecimiento en el cerebro.

“En este momento, estamos evaluando un nuevo sistema llamado “Jymmin”(jamming y gimnasia). Este es un sistema basado en sensores que genera sonidos (melodías, ritmo) basados ​​en la actividad física. Sabemos que los pacientes con demencia reaccionan fuertemente cuando escuchan música. Queremos combinar los aspectos prometedores de la actividad física y la música activa en un estudio de viabilidad con pacientes con demencia “.
“Creo que a todos les gustaría vivir una vida independiente y saludable durante el mayor tiempo posible. La actividad física es uno de los factores del estilo de vida que pueden contribuir a esto, contrarrestando varios factores de riesgo y desacelerando el declive relacionado con la edad. Es una herramienta poderosa para establecer nuevos desafíos para el cuerpo y la mente, especialmente en la vejez “.

Este estudio pertenece a una colección más amplia de investigación que investiga los efectos cognitivos y neuronales de la actividad física y cognitiva a lo largo de la vida.

 

Con información de Medical Press

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s