Cinco Estados Emocionales Que Has Experimentado, Pero No Sabías Cómo Explicar

 

Desde que somos pequeños nos han enseñado a identificar cuáles son nuestras emociones. La mayoría tenemos la capacidad de identificar si alguien está feliz, triste, enojado, con miedo, etc. Mientras vamos creciendo, vamos aprendiendo a ponerle nombre a otros estados emocionales mientras los experimentamos o vemos que alguien más los experimenta, como la ansiedad, el duelo y la soledad. Aún así sabemos que en realidad eso no lo es todo. Todos los días nos podemos abrumar con miles de sentimientos que en realidad son difíciles de explicar. Es distinto el sentimiento que tenemos cuando lloramos en la boda de nuestra hermana, que cuando vemos una escena en una película. Por eso, aquí presentamos una lista con 5 estados emocionales que todos podríamos haber sentido una vez, pero no sabíamos cómo explicar:

  1. ¿Alguna vez has estado solo en tu casa, después de una noche de mucho alcohol, con absolutamente nada que hacer, y has sentido algún tipo de tristeza, pero que no es tristeza en sí? Si tu respuesta fue que sí, entonces has entrado en un estado emocional llamado Disforia. Esto es lo opuesto que euforia, y la diferencia con la tristeza clásica es que es común que se acompañe de ansiedad y enojo. Es comúnmente usado como parte del diagnóstico de la depresión. También incluye sentimientos de inquietud, falta de energía e irritación. Este tipo de sentimientos también es comúnmente experimentado por algunas mujeres durante el Síndrome Premenstrual, y es común también cuando se está bajando de algún estimulante como el café, el azúcar o algún tipo de drogas.
  2. Imagina que encuentras un cuerpo en la cajuela de tu auto. Imagínate el olor, los ojos, la piel fría, la imagen podrida. Si lo piensas, lo único que te separa de este cuerpo muerto es ¡casi nada! ¿Puedes sentir las náuseas? Si lo sientes, entonces estás experimentando un sentimiento de Abyección. Julia Kristeva, una filósofa francesa, escribió todo un libro completo sobre este sentimiento. Ella dice que es uno de los primeros sentimientos que experimentamos cuando somos bebés, al darnos cuenta de que nuestro cuerpo está separado del de nuestros padres. Kristeva sugiere que este sentimiento causa un horror extremo que cargamos por el resto de nuestras vidas, y que se reactiva en situaciones donde nos cuestionamos los límites de nosotros mismos. Interesante teoría ¿no lo creen? Independientemente de qué tan acertada sea, es un hecho que este sentimiento existe, y es muy común que lo sintamos al ver alguna herida abierta, ya que siempre nos recordará que somos una cosa enorme casi completamente llena de agua.
  3. Ahora pensemos de nuevo en el momento en el que estamos viendo una película de amor y nos ponemos a llorar ante una escena romántica. Muchas veces podemos cuestionarnos por qué lo hacemos, ¡ni siquiera es real! Sin embargo, la emoción sí lo es, pero ¿es amor? ¿es lujuria? ¿es alegría? El profesor W. Garrad Parrot habla de cómo podemos clasificar las emociones humanas en subcategorías, y este sentimiento es un tipo de alegría llamado Cautivación, el cual básicamente es un sentimiento de intenso éxtasis. Podemos experimentarlo también en algún concierto o show que cautive nuestra atención y eleve nuestro humor a una altura. Personalmente creo que este uno de los sentimientos más adictivos emocionalmente que las personas podemos llegar a experimentar.
  4. Cuando un amigo muy cercano del trabajo recibe el ascenso que nosotros tanto queríamos, podemos experimentar una mezcla entre celos y felicidad. Este sentimiento puede ser llamado Compersión. Éste es un término que ha sido popularizado en internet por personas que tienen relaciones abiertas o que son swingers para describir el sentimiento opuesto a celos de ver a su pareja con alguien más. Es un sentimiento de felicidad de ver a la otra persona con algo que uno quiere. Es un sentimiento muy común en el ser humano.
  5. En las personas con nacionalidad alemana, hay un sentimiento de culpa que es muy común debido al holocausto, independientemente de si habían o no nacido en ese entonces. Esto es un ejemplo de lo que podemos llamar Sentimientos en grupo. Estos los podemos tener cuando formamos parte de algún grupo social. Es muy común hacernos conscientes de que los sentimos cuando entran en conflicto con nuestros sentimientos personales. Por ejemplo, cuando algún aspecto de nuestra religión choca con algo que queremos personalmente. Estas son sensaciones que no experimentamos solos, pero que son tan poderosos como cualquier sentimiento personal.

Estos son solo ejemplos de algunas de las emociones que podemos experimentar durante nuestra vida y nunca saber cómo explicar. Así que ya lo sabes, es muy importante aprender a identificar nuestras emociones y sentimientos, y aprender a vivirlos vívidamente. Solo así podremos aprender algo sobre nosotros mismos y las situaciones que nos causan esos sentimientos y así crecer.

¡Entonces ya sabes! La próxima vez que te encuentres viendo una película romántica puedes decirles a tus amigos ¡me siento tan cautivado!

 

Con información de Annalee Newitz

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s